Lectores,
credo y confesiones

Dueños absolutos de nuestra libertad, nos volveremos, de un modo natural, colaboradores y cómplices del escritor en la producción de sus cuentos, poemas, novelas, crónicas, etc.